fdfdfddfdfdfdfdf

La enfermería es una de las actividades más antiguas y nobles dentro del campo de la salud. La desempeñan profesionales y técnicos que actúan en forma colaborativa, con diversos niveles de formación y responsabilidad en pos de preservar la salud de la persona. Su esencia es cuidar integralmente y mantener la salud de la persona enferma, del adulto mayor, de las familias y de la comunidad, satisfaciendo los requerimientos de atención y bienestar de los individuos y promoviendo su autocuidado. La necesidad de los servicios de enfermería es universal, debido a su rol fundamental no solo frente al individuo enfermo, sino también respecto del fomento y la promoción de la salud de la población. La sociedad requiere confiar plenamente en los conocimientos, habilidades y actitudes del personal que practica esta disciplina en los lugares más remotos, pues se trata de una actividad de servicio en la que es fundamental el respeto a la vida, a la dignidad y a los derechos de las personas.

>> Ver plan y programa de la especialidad.

En el ámbito de la salud, la sociedad contemporánea se caracteriza por cambios tecnológicos veloces y continuos, avances científicos de gran impacto, variaciones demográficas y en los estilos de vida que tienen profundos efectos, tanto positivos como negativos, en la salud y la vida de los seres humanos. Esto último ha incidido en una alta y creciente demanda de expertos en el área de salud, específicamente en el ámbito de la enfermería, tanto a nivel técnico como profesional, debido a que pueden dar una respuesta integral a las necesidades sanitarias de las personas, sus familias y la comunidad de la que forman parte.

Por otra parte, los adultos mayores constituyen un grupo de especial interés en el campo de esta especialidad. Si bien no se ajustan a la categoría de pacientes, en la medida en que no presentan problemas de salud, los adultos mayores requieren un apoyo sistemático en prevención y protección de su salud, así como en su proceso normal de envejecimiento. De acuerdo a los datos demográficos de nuestro país, este grupo etario ha crecido paulatinamente desde hace algunos años y seguirá haciéndolo en el futuro próximo. El prolongamiento de la expectativa de vida de las personas se considera un verdadero logro, no obstante, en el ámbito personal y familiar muchas veces se presenta como un problema desde el punto de vista social, económico o psicológico. Es por esto que se prevé una expansión creciente de la institucionalidad pública y privada que preste servicios de atención y cuidado del adulto mayor.

Los aspectos relacionados con las técnicas básicas de enfermería han sido estudiados y validados por diferentes profesionales a nivel mundial. Por lo mismo, se cuenta con procesos específicos y estándares internacionales. Sin embargo, los cuidados deben darse, además, en un ambiente de afecto y respeto, particularmente cuando se atiende a una persona enferma o a un adulto mayor. En casos de condición de “minusvalía”, la trascendencia que adquiere la tarea desarrollada por quien se encuentra a su cuidado es de gran relevancia. En ocasiones, el o la técnico medio de enfermería tiene que cumplir el rol de “representante” del paciente o del adulto mayor en torno a sus necesidades más básicas y fundamentales (confort, aseo, seguridad, etc.), ya que este no consigue hacerlo a raíz de la patología o la pérdida de capacidades y de autonomía que lo aqueja; por lo tanto, cumple con el deber ético de cuidarlo. Es importante que el o la técnico de nivel medio en Atención de Enfermería comprenda este concepto, ya que posee un respaldo disciplinario que permitirá lograr una atención de alta calidad con estándares locales, nacionales e internacionales.

La formación de técnicos de Atención de Enfermería responde a la necesidad de recursos humanos del sistema de salud público y privado calificados para formar parte de equipos multidisciplinarios en las redes asistenciales de salud de atención primaria, secundaria y terciaria, como hospitales, clínicas, centros de salud familiar, entre otros. En ellos, se espera que apliquen cuidados de enfermería a lo largo de todo el ciclo vital, con orientación a la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud.

Los y las estudiantes egresados de la especialidad de Atención de Enfermería, con mención Adulto Mayor podrán desempeñarse en Establecimientos de Larga Estadía de Adultos Mayores (ELEAM), tanto privados como públicos; centros comunitarios dependientes de municipios o de programas sociales dirigidos a las personas adultas mayores; así como en domicilios particulares.

En el caso de la mención de Enfermería, las y los estudiantes egresados podrán desempeñarse en establecimientos asistenciales, de servicios públicos y privados, de distintos niveles de complejidad, como por ejemplo: establecimientos de atención primaria, hospitales y clínicas de atención secundaria y terciaria; centros de atención ambulatoria; atención domiciliaria; centros ubicados en empresas e instituciones educativas, entre otros.

enfer

 

Perfil de egreso

 

  • Comunicarse oralmente y por escrito con claridad, utilizando registros de habla y de escritura pertinentes a la situación laboral y a la relación con los interlocutores.
  • Leer y utilizar distintos tipos de textos relacionados con el trabajo, tales como especificaciones técnicas, normativas diversas, legislación laboral, así como noticias y artículos que enriquezcan su experiencia laboral.
  • Realizar las tareas de manera prolija, cumpliendo plazos establecidos y estándares de calidad, y buscando alternativas y soluciones cuando se presentan problemas pertinentes a las funciones desempeñadas.
  • Trabajar eficazmente en equipo, coordinando acciones con otros in situ o a distancia, solicitando y prestando cooperación para el buen cumplimiento de sus tareas habituales o emergentes.
  • Tratar con respeto a subordinados, superiores, colegas, clientes, personas con discapacidades, sin hacer distinciones de género, de clase social, de etnias u otras.
  • Respetar y solicitar respeto de deberes y derechos laborales establecidos, así como de aquellas normas culturales internas de la organización que influyen positivamente en el sentido de pertenencia y en la motivación laboral.
  • Participar en diversas situaciones de aprendizaje, formales e informales, y calificarse para desarrollar mejor su trabajo actual o bien para asumir nuevas tareas o puestos de trabajo, en una perspectiva de formación permanente.
  • Manejar tecnologías de la información y comunicación para obtener y procesar información pertinente al trabajo, así como para comunicar resultados, instrucciones e ideas.
  • Utilizar eficientemente los insumos para los procesos productivos y disponer cuidadosamente los desechos, en una perspectiva de eficiencia energética y cuidado ambiental.
  • Emprender iniciativas útiles en los lugares de trabajo y/o proyectos propios, aplicando principios básicos de gestión financiera y administración para generarles viabilidad.
  • Prevenir situaciones de riesgo y enfermedades ocupacionales, evaluando las condiciones del entorno del trabajo y utilizando los elementos de protección personal según la normativa correspondiente.
  • Tomar decisiones financieras bien informadas, con proyección a mediano y largo plazo, respecto del ahorro, especialmente del ahorro previsional, de los seguros, y de los riesgos y oportunidades del endeudamiento crediticio y de la inversión.

>> Ver plan y programa de la especialidad.